Cronut con relleno de frambuesa

Este híbrido mitad croissant y mitad donut llamado Cronut ha sido creado por Dominique Ansel y en sólo dos meses se ha disparado su éxito por todo el mundo.
Personalmente pienso que no ha descubierto nada puesto que aquí tenemos los xuixos de Girona  que utilizan la misma masa y también son fritos, lo único que tienen una forma diferente, pero su sabor es muy similar.
Eso sí, al igual que la masa de hojaldre, os aconsejo que los hagáis cuando no haga tanta calor porque hay que trabajar con la mantequilla fría y estos calores no hay quien los aguante.

Cronut con relleno de frambuesa
Ingredientes para 8 - 10 unidades:
Para la masa de croissant:
60 ml. de leche a temperatura ambiente
65 ml. de agua a temperatura ambiente
125 g. de harina de repostería
125 g. de harina de fuerza
6 g. de levadura seca activa
30 g. de azúcar
1/2 cucharadita de sal
150 g. de mantequilla muy fría cortada en cubitos
Para el relleno:
200 g. de queso crema (yo mascarpone)
1 cucharada de pasta de frambuesa (podemos sustituir por la cantidad necesaria de puré de frambuesa)
2-4 cucharadas de azúcar (a vuestro gusto)
Para el glaseado:
100 g. de chocolate blanco
Para el acabado:
Azúcar (opcional)
Frambuesas deshidratadas (opcional)

Preparación:
Empezaremos haciendo la masa el día anterior y pondremos la leche, el agua y la levadura en un vasito.
En el bol de la amasadora (si tenemos, sino lo haremos a mano) poner las dos clases de harina, el azúcar y al sal. Mezclar y añadir la mantequilla y mezclamos pero no en exceso, ya que se tienen que ver los trozos de mantequilla.
A continuación añadiremos la mezcla de leche y ahora con una espátula ir removiendo suavemente, incorporando el líquido a la masa, pero intentando que no se deshaga demasiado la mantequilla. Cuando tengamos una masa con la que poder hacer una bola, formar la bola, cubrir con film plástico y dejar reposar 3 h. en la nevera.
Pasado el tiempo, sacar de la nevera y estirar la masa sobre una superficie enharinada, dándole forma de rectángulo de unos 20 x 40 cm.
Doblar la masa en tres, como una carta, retirar el exceso de harina y girar 1/4 de vuelta.
Volver a doblar en tres y volver a girar 1/4 de vuelta, este paso lo haremos en total 3 veces.
A continuación envolver la masa en film plástico y dejar reposar en la nevera durante toda la noche.
Al día siguiente, estirar la masa dejándola con 1 cm de grosor, cortar con un cortapastas los círculos y retirar también el agujero central.
Poner a calentar abundante aceite en una freidora o sartén honda, cuando empiece a humear, bajar el fuego al medio y añadir 1 ó 2 porciones de masa, no podemos añadir mas porque el aceite baja de temperatura y no fríe bien. Los recortes de los "agujeros" también los freiremos.
Dorar por los dos lados y dejar escurrir sobre papel absorbente.
A continuación los podemos rebozar el lateral en azúcar, esto es opcional.
Mientras mezclar el queso, con el azúcar y la pasta de frambuesa. Rellenar una manga pastelera con una boquilla de relleno (si no tenemos usar una lisa mediana).
Coger los cronuts y por la parte de abajo rellenar en 4 puntos diferentes, para que quede bien relleno.
Una vez todos los cronuts rellenos, derretir el chocolate y mojar la superficie con él.
Adornar con las frambuesas o lo que hayamos elegido y dejar cuajar.
Nota: Como todo este tipo de masas, se puede congelar y así siempre tendremos preparadas las porciones listas para freír y rellenar.

Dificultad: Fácil
Tiempo total de preparación: 30 min. + tiempo de preparación de la masa

 Adaptado de The boy who bakes

You May Also Like

34 comentarios