Cheesecake de frambuesas sin horno

Los pasteles de queso son de mis favoritos y siempre los pruebo todos así que en cuanto vi este, con ese color tan bonito no me pude resistir. Sólo puedo decir que lo probéis, es delicioso. Se puede utilizar fruta fresca o congelada y por supuesto podemos cambiar las frambuesas por moras, fresas, arándanos u otra fruta roja que tengamos en ese momento, incluso podemos utilizar mermelada.
Si queréis ver más pasteles de queso pinchad Cheesecake y os llevará a ellos.
Con esta receta participo (por los pelos) en el concurso  que lleva a cabo Tere del blog Terecetario por su primer aniversario, donde pedía que hubiera alguna T, ya fuera en el nombre de la receta o en la foto, así que ahí va mi aportación.

Cheesecake de frambuesas sin horno
Cheesecake de frambuesas sin horno
Ingredientes para un molde de 18 cm.:
Para la base:
100 g. de galletas digestive
40 g. de mantequilla
30 g. de Nutella
2 cucharadas de cacao en polvo
Para la salsa de frambuesas (pueden ser fresas u otra fruta roja):
400 g. de frambuesas (u otra fruta roja)
3 cucharadas de azúcar
4 hojas de gelatina
Para el relleno:
500 g. de queso tipo philadelphia
50 g. de azúcar glasé
La salsa de frambuesas
Para el glaseado:
150 g. de chocolate (yo de 70)
2 cucharadas de nata de 35%MG
4-5 cucharadas de agua caliente
Para adornar frambuesas
Preparación:
Colocar film plástico en el fondo del molde y cubrir el lateral con acetato o papel de hornear doblado a la mitad, para que nos aguante más.
Para la base, triturar las galletas, derretir la mantequilla en el microondas y mezclar con la mantequilla. Añadir el cacao y la Nutella. Mezclar bien y cubrir el fondo del molde, presionando con una cuchara o con la mano.
Dejar reposar en la nevera mientras preparamos el relleno.
Separar unas 10 frambuesas y el resto ponerlas en un cazo a fuego medio-suave con el azúcar. Dejaremos cocer 10 min., a continuación colar y dejar enfriar.
Si utilizamos mermelada,  calentarla para que esté más líquida y colarla, para eliminar semillas.
Hidratar la gelatina durante 10 min. en agua fría. Escurrir bien y añadir a la salsa de frambuesas que aún tendremos caliente (si no lo está, calentar un poco en el microondas)
Batir el queso con el azúcar. Añadir la salsa de frambuesas y mezclar bien. Sacar el molde de la nevera y rellenar. Repartir las 10 frambuesas que habíamos reservado dentro de la crema, sumergiéndolas para que no se vean.
Dejar cuajar en la nevera toda la noche.
Al día siguiente, desmoldar y retirar el acetato.
Para el glaseado, poner el chocolate con la nata en un cazo al baño María donde ya tendremos caliente el agua. Dejaremos reposar 3 min. sin remover, esto es muy importante y pasado el tiempo remover suavemente. Cuando esté ligado, añadir el agua caliente cucharada a cucharada, hasta que tengamos la consistencia que queramos. Dejar que la salsa se enfríe y glasear el pastel.

Si queremos un postre aún más fácil, podemos sustituir el queso por petit suisse de fresa de la siguiente manera, separar dos cucharadas de petit suisse y calentar en el microondas, diluir en él la gelatina ya hidratada y escurrida. Mezclar bien con el resto del petit suisse y verter sobre la base, dejar enfriar y listo. 

Notas: Con la mitad de ingredientes podemos hacer un molde tipo plum cake o como yo hoy, utilizar moldes individuales.
            
Dificultad: Fácil
Tiempo total de preparación: 20 min. (más la noche de reposo)

Cheesecake de frambuesas sin horno
Adaptado de cookingchanneltv

You May Also Like

82 comentarios

Para mejorar tu experiencia de navegación hacemos uso de cookies.
Al continuar navegando, entendemos que aceptas nuestras Condiciones de uso. OK Más información | Y más