Tarta esponjosa de chocolate con frambuesas

Haciendo honor a su nombre es suave, delicada, como una esponja que se deshace en la boca, así es esta tarta. La receta la he encontrado en la web de Valrhona y tienen recetas maravillosas si sois amantes amantísimos del chocolate como lo somos en casa, pasar a ver y a disfrutar.
Como podéis ver, ya han entrado las frambuesas en casa y esto es una explosión de sabor, con un aroma fantástico y de su color nada puedo decir porque es naturaleza pura, ese conjunto de granos jugosos hacen una fruta excepcional.
Siendo las primeras de la temporada me ha dado pena esconderlas dentro de alguna masa, ya fuera bizcocho o crema, así que las he colocado por encima con todo su esplendor.
Además quedan preciosas a la hora de presentar, no se necesita nada más.
Tarta esponjosa de chocolate con frambuesas
Ingredientes para 4-6 pers.:
Para el bizcocho:
80 gr. de chocolate, yo puse de 70%
40 gr. de mantequilla
2 yemas de huevo
3 claras de huevo
40 gr. de azúcar
15 gr. de harina
Para la ganache:
330 ml. de nata líquida 35%MG
10 gr. de miel
100 gr. de chocolate 70%
Frambuesas
Tarta esponjosa de chocolate con frambuesas
Preparación:
Es un bizcocho que ha de quedar bajito, yo utilicé un molde de plum cake y me quedó de 2,5 cm.
Precalentar el horno a 180º.
Montar las claras a punto de nieve con el azúcar. Fundir el chocolate con la mantequilla en el microondas o al baño María.
A la mezcla caliente de chocolate y mantequilla añadir las yemas, remover y añadir una parte de las claras montadas,este paso se hace para aligerar la masa, no importa como batamos, y a continuación añadir el resto de las claras removiendo suave con una espátula. Después agregar la harina tamizada.
Hornear unos 15 min., hacer la prueba del palillo y si no está dejar unos minutos más.
Dejar enfriar 5 min. antes de desmoldar sobre una rejilla para que se acabe de enfriar.
Mientras hacemos la ganache, hirviendo 110 ml. de nata con la miel.
Poco a poco iremos echando sobre el chocolate picado. Remover para que se disuelva y añadir la nata restante que debe estar fría. Dejarlo en la nevera unas 3 horas para que adquiera consistencia.
Una vez pasado ese tiempo, batir con varillas manuales hasta conseguir una textura untuosa y firme para poder trabajar con manga pastelera. Rellenar la manga con la boquilla que queramos y colocar por encima del bizcocho. Para acabar, colocamos las frambuesas.


Tarta esponjosa de chocolate con frambuesas

You May Also Like

71 comentarios

Para mejorar tu experiencia de navegación hacemos uso de cookies.
Al continuar navegando, entendemos que aceptas nuestras Condiciones de uso. OK Más información | Y más