Krapfen - reto de international tarting

Por primera vez hago un reto de International tarting, Adriana y María. Me invitaron a unirme a ellas y aquí estamos de momento las tres haciendo masas a saco!!!
Estos krapfen, - aquí se les suele llamar berlinesas, suspiros de monja, bolas de fraile - son una "especie " de buñuelo/donut muy típico de la Alemania del sur y Austria. Suelen ser fritos y rellenos de crema o de mermelada.
Empezaré diciendo, que mi primer intento fue un fiasco total, no crecieron, "mea culpa", tenía tantas ganas de hacerlos, que no los dejé reposar lo suficiente y no se inflaron como deberían, pero al segundo intento y después de reposar casi 48 horas en la nevera, subieron como bolas.
He de decir, que la mitad de la masa la hice al horno y la otra mitad, (para probar que tal son los originales) los hice fritos y desde luego ganan los fritos. Me daba miedo que absorbieran mucho aceite, pero nada más lejos de la realidad, la muestra está en que casi no mancharon el papel de cocina cuando los puse a escurrir en un plato después de fritos.
Los horneados tienen más aspecto de panecillo y quedan algo más secos, aunque su interior es muy esponjoso.
Krapfen

Los fritos recuerdan ligeramente a unos buñuelos, pero más redonditos, casi como una bola, con un exterior súper crujiente, y un interior muy jugoso.
Krapfen
Ingredientes:
250 gr. de harina de fuerza
10 gr. de levadura fresca
25 gr. de azúcar
125 ml. de leche tibia
2 yemas de huevo pequeño
50 gr. de mantequilla derretida y tibia
Una pizca de sal
Mermelada de distintos sabores (yo utilicé de frutos rojos y de albaricoque)
Nutela - Nocilla
Azúcar glasé
Preparación:
Tamizar la harina en un tazón grande y hacer un hueco en el centro. Añadir una cucharada de azúcar y la levadura desmenuzada con las manos. Verter la leche tibia y revolver un par de veces.
Cubrir el tazón con un trapo y dejar reposar durante 15 min., hasta que empiece a burbujear.
Añadir el resto del azúcar, las yemas la mantequilla y la sal. Amasar bien hasta que se despegue fácilmente del bol. Tiene que quedar una masa blandita y algo pegajosa aunque si queda demasiado pegajosa, se puede añadir algo más de harina, pero muy poca. Hasta aquí se puede hacer en la kitchenaid sin problema.
Cubrir con un plástico film tocando directamente a la masa y dejar en la nevera. Debería reposar unas 24 horas, pero la podemos dejar menos o más (yo la dejé casi 48 horas).
En este tiempo habremos visto que la masa se ha duplicado.
Enharinar la mesa de trabajo y colocar la masa encima, con un rodillo estirar hasta dejar un espesor de unos 2 cm. si la vamos a cocinar al horno y 1 cm. si la vamos a freír.
Con ayuda de un cortapastas, cortar los círculos.
Si los horneamos, colocar sobre una bandeja de horno cubierta con papel parafinado, separando cada porción por unos 2 cm. porque crecen un poquito. Hornear a 170º unos 20 min. por encima cogerán un ligero color tostado.
Si los freímos, una vez cortados, pasar a una sartén o cazo hondo con abundante aceite bien caliente. Tener cuidado con la temperatura del fuego, no se vayan a quemar y queden crudos por dentro. Vamos poniendo en cada tanda unas 6-8 porciones, hay que dejar espacio para cuando se inflen. Son muy curiosos porque cuando se ponen en el aceite, se van al fondo y al momento suben ya inflados y ellos solos se dan la vuelta (como los buñuelos de viento). Cuando tomen color tostado se apartan y se dejan escurrir sobre un papel absorbente (aunque como he dicho antes, no chupan mucho aceite).
Tanto los horneados como los fritos, una vez templados, ya se pueden rellenar con manga pastelera y una boquilla fina. Directamente "pinchar" con la boquilla y rellenar. Los fritos se llenan más porque en el interior tienen un hueco que se a producido al inflarse.
También se pueden rellenar cortando por un lateral, sin acabar de cortar del todo y después tapar.
A la hora de servir, espolvorear con azúcar glasé y a comer.
En casa ganaron los fritos, rellenos de Nutela y de albaricoque.
Krapfen
Krapfen

You May Also Like

45 comentarios